sábado, 22 de junio de 2013

Que significa princeso

¿Qué es un prinseso?
Odian a los mujeriegos, son sensibles, y, orgullosos, llevan a sus mujeres al centro de cualquier conversación. No les gusta el sexo casual y aseguran que son víctimas de burlas por este motivo.

Ellos están cansados de aparentar rudeza, no les gusta el sexo sólo por diversión, dedican canciones románticas y son detallistas con la mujer que aman. Son contrarios a los "zorrones" que sólo buscan placer superficial. Uno de ellos es Juan Pablo (23), estudiante de ingeniería en informática. No está pololeando, pero dice que tiene una relación especial con una mujer que quiere mucho. Reconoce que le encanta regalonearla, hacerla sentir importante y destacarla frente a su grupo de amigos. "No me da vergüenza decir que es la mejor", confesó. Y es que así son los autodenominados "princesos": hombres que no tienen problemas con verse sensibles y reconocerlo frente al resto.

Al contrario al mito que ha predominado en nuestra sociedad, sí existen hombres que no ostentan sobre masculinidad y que no buscan relaciones sexuales fortuitas con cualquier mujer. Creen en la existencia de un amor verdadero y se definen como sensibles, risueños, inteligentes, nobles, cariñosos, especiales y sinceros. Sin embargo, por esas mismas cualidades, también han recibido burlas. Juan Pablo, por ejemplo, prefirió no revelar su apellido para no ser víctima de ellas.

Los Princesos interactúan entre ellos a través de diversas redes sociales, además de tener un sitio web llamado "Princesos.com". Las páginas de Facebook dedicadas a este grupo de personas han aumentado considerablemente en número, siendo "Lo que callamos los princesos" la más visitada de ellas con más de 230 mil fanáticos. En uno de los múltiples videos que circulan en Youtube, se afirma que ser un Princeso no es una moda, sino que un estilo de vida. La consigna predominante es reivindicar la sensibilidad masculina y no aceptar el maltrato y el abuso de parte de las mujeres. "Si una mujer en la calle te silba, no voltees, eres un princeso, no un perro", explicita uno de los videos que tiene más de 50 mil visitas y que a modo de broma habla de la esencia de este grupo.

En Chile tienen una página de Facebook que tiene casi mil seguidores. En algunas de sus publicaciones adelantan su forma de pensar: "Una sociedad es machista cuando los niños juegan con figuras de accion y coches, mientras que las mujeres juegan a hacer de comer y cuidar bebes", escribieron en un post.

M.D. (22) es un estudiante de pedagogía en inglés que conoció a los Princesos a través de un video que le mandó un amigo. Con el tiempo, se unió a las páginas de Internet de esta comunidad. "Me di cuenta que más allá del mensaje que daba, esto era una vuelta de mano al pensamiento de que siempre las mujeres son las víctimas", explicó M.D. Por esa razón, el universitario considera que se debe terminar con la discriminación positiva hacia las mujeres: "No tiene sentido que a las mujeres se les siga enseñando que conseguirán cosas siendo frágiles y bonitas. Esta es una crítica que les dice a las mujeres que los hombres no son siempre los malos y que nosotros tenemos toda la culpa", señaló M.D.

Juan Pablo también habla de que ésta es una reivindicación frente al género femenino: "A veces la mujer abusa de los hombres por ser linda y sucede que muchas veces esta mujer se queda con un hombre malo, dejando a uno bueno de lado", dijo Juan Pablo.

Para el estudiante de comunicación audiovisual, Antonio Vilches (22), los Princesos no deben imitar características "femeninas", si no que "los hombres estamos cambiando y es para mejor, está bien que dejemos los parámetros estúpidos del hombre rudo que no se preocupa de verse bien. Ser Princeso tiene que ver con ser un poco más sensible y caballero", dijo Antonio.

Los Princesos reivindican su derecho a ser sensibles: "No soy el típico estereotipo de hombre machote y bruto. La verdad es que me molesta mucho ese tipo de hombre, que tiene que ser futbolero, ebrio y mujeriego. No me relaciono con ellos porque me chocan. Todos mis amigos tienen algo de Princesos" confesó Antonio. Según M.D., "hasta al machista más peludo y mujeriego, lo pillas llorando como a un cabro chico con la mamá. La figura de la madre es demasiado potente y, en el fondo, son los más mamones. Todos tenemos un lado sensible".

Una de las constantes burlas que se les hace a este tipo de hombres es que son homosexuales. Antonio dice: "Es muy habitual que esta forma de ser sea malinterpretada como si uno fuera gay, pero yo creo que todo depende de como sea la persona. Así como hay mujeres frágiles y sensibles, también hay hombres que son así".

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada